¿Qué son las habilidades laborales?

El ser humano es inconformista por naturaleza y en cualquier ámbito de su vida. Ya sea en su faceta laboral, en sus relaciones personales, emocionalmente, económicamente… buscamos siempre una continua mejoría. En el trabajo, un ascenso, seguir creciendo, mejorar nuestras habilidades, conseguir mejor remuneraciones… Aunque, al final, depende, en buena parte, de nosotros mismos y de cómo desarrollemos nuestra labor. ¿Y cómo podemos intentar desarrollar nuestra labor? Pues a través de las habilidades laborales ¿Qué son las habilidades laborales? Las habilidades laborales se definen como la suma de aptitudes y habilidades claves para realizar nuestra actividad laboral de la manera más eficaz y eficiente. Como verás, no hablamos solo de conocimientos técnicos, sino que también tiene una presencia fundamental la actitud.

¿Qué nos aportan las habilidades laborales?

Trabajar las habilidades laborales nos hará conseguir mejores condiciones, rendir mejor, sentirnos más realizados o tener mejores remuneraciones en el trabajo. En definitiva se trata de mejorar una serie de habilidades transversales que deberían estar presentes en todas tus actuaciones laborales. De esta manera, el desarrollo de estas habilidades cobra cada vez más importancia en el entorno empresarial. Potenciarlas nos ayuda a progresar en nuestro puesto actual de trabajo o nos convierte en un candidato más atractivo en la búsqueda de otros empleos. 

En otras palabras, la formación académica es la base para convertirnos en profesionales. Pero las habilidades laborales son las que nos harán marcar las diferencias en nuestro puesto de trabajo y diferenciarnos de otros compañeros. Es como decir que hemos conseguido un trabajo por nuestro currículum, pero lo hemos mantenido por nuestra manera de ser y de hacer las cosas. 

Tipos de habilidades laborales

En relación a los tipos de habilidades laborales, es importante identificar las habilidades laborales que cada individuo posee para así potenciarlas y permitirnos crear nuestro propio “Proyecto Vital Profesional». Estas habilidades se dividen en los siguientes 4 grupos:

Nos referimos a estas cuando se trata de escuchar, hablar, leer o escribir. Son imprescindibles para todos los trabajadores.

Se trata de aquellas que ayudan a las personas a trabajar bien con los demás. Ejemplos de esto puede ser negociar, persuadir y coordinar con los compañeros de trabajo.

Son aquellas que ayudan a las personas a mantener las cosas organizadas. Un ejemplo de esto puede ser llevar el registro del tiempo o del dinero.

Estas habilidades se caracterizan por ser de carácter técnico y suelen requerir ciertos conocimientos o formación específica. Pueden ser, entre otras, operar o reparar ordenadores o instalar y mantener otro tipo de equipos o maquinarias.

¿Qué son las habilidades laborales?

Listado de habilidades laborales más demandadas:

Entonces, a la hora de buscar trabajo, los entrevistadores, además de fijarse en las cualidades técnicas descritas en el currículum, también lo hacen en una serie de habilidades laborales y personales. Estas son las descritas como las habilidades laborales más demandadas en un trabajador. A continuación, vamos a ver cuáles son.

1. Trabajo en equipo - ¿Qué son las habilidades laborales?

En primer lugar, vamos a hablar del trabajo en equipo. Es muy importante tener un carácter abierto y ser empático para poder trabajar con el resto de compañeros. Esto hará que haya un mejor ambiente laboral y, por lo tanto, una mayor eficacia y productividad.

2. Inteligencia emocional - ¿Qué son las habilidades laborales?

Después tenemos la inteligencia emocional, es decir que la capacidad para poder regular nuestras emociones, sensaciones o el control de nuestro temperamento es una habilidad muy demandada entre los trabajadores. Por ejemplo, esto nos facilitará resolver posibles conflictos de manera mucho más sencilla.

3. Creatividad - ¿Qué son las habilidades laborales?

También se valora muy positivamente la creatividad. En muchas ocasiones, actuamos por inercia sin valorar cuál puede ser la mejor opción. Sin embargo, cuando somos creativos también somos capaces de poder desempeñar nuestra labor y resolver posibles conflictos de diversas maneras, aportando nuevas ideas y soluciones. Ser observadores y amoldarnos a distintos entornos son cualidades que tiene una persona con alta creatividad y dotes de improvisación.

4. Resolución de conflictos - ¿Qué son las habilidades laborales?

En cuanto a la resolución de conflictos, esta es una de las habilidades más importantes de las que venimos comentando. Y es que, nos permitirá resolver posibles conflictos de la mejor manera posible. Como imaginarás, esto es algo que se valora muchísimo dentro de una empresa.

5. Liderazgo - ¿Qué son las habilidades laborales?

El liderazgo es una habilidad indispensable para motivar e inspirar al equipo de trabajo. Los empleados tienen que ver la figura de un líder para que se impulse la consecución de metas y objetivos, promoviendo un ambiente laboral ideal y potenciando otras habilidades de la fuerza laboral.

6. Flexibilidad - ¿Qué son las habilidades laborales?

La flexibilidad implica poder adaptarse al entorno, siempre y cuando se esté formado para llevar a cabo estas nuevas tareas. El desempeño laboral puede ser muy cambiante y se necesita gente capacitada para adaptarse a estas circunstancias.

7. Organización

Consiste en ser capaz de planificar todas las tareas pendientes y priorizarlas. Esto se consigue analizando la información, seleccionando la más importante y procesándola de la mejor manera para que traiga resultados.

Una vez que el trabajador tiene estos datos es mucho más sencillo marcarse unos objetivos realistas y llevarlos a cabo. Lo que se traduce en una mayor eficacia a la hora de desempeñar nuestra labor y, por eso, es una habilidad tan valorada.

8. Comunicación

Poder hablar en público, mantener conversaciones fluidas o poder transmitir información relevante son algunas de las cualidades que tiene todo buen profesional. También se valorará positivamente el poder comunicarse en otros idiomas. Además, comunicando de manera correcta seremos capaces de negociar aspectos relevantes y de convencer dentro y fuera de la empresa.

9. Uso de redes sociales

Es muy importante que el trabajador sepa comunicar y difundir información sobre la empresa a través de las redes sociales corporativas. A pesar de ello, el uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías es una habilidad profesional que parece más sencilla de lo que podríamos suponer. De hecho, un buen uso de estas herramientas requiere análisis, estrategia, tiempo, mucha paciencia y formación. 

Este análisis implica estudiar a qué público nos queremos dirigir, en qué territorio y una gran cantidad de datos cuantitativos que nos permitan segmentar correctamente y dirigirnos a nuestros potenciales clientes. Si contamos con trabajadores que sepan realizar estas funciones, todo será más sencillo.

Habilidades sociales

Para finalizar, vamos a hablar de las habilidades sociales. A diferencia de las habilidades laborales, que son esas capacidades que tiene la persona como profesional en la realización de sus funciones, las habilidades sociales tienen más que ver con la forma de ser de la persona. Así, dentro de las habilidades sociales se destacan las siguientes:

  • Capacidad de adaptación
  • Trabajar en equipo
  • Tener dotes de negociación
  • Ser razonable 
  • Controlar el estrés o ansiedad 
  • Tener iniciativa
  • Ser innovador
  • Tomar buenas decisiones

 

Esperamos que tras la lectura de este artículo puedas aplicarte en estos aspectos para poder mejorar tus habilidades laborales. Y, de esta manera, conseguir el trabajo de tus sueños.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0.00