¿Cuál es la diferencia entre un título de Monitor Homologado y uno que no?

 No falla. Cada vez que comenzamos la promoción de un nuevo curso, la pregunta que más se repite es: «¿pero el título está homologado?» Pues, por fin, vamos a hablar sobre este tema. Vamos a intentar explicaros cuál es la diferencia entre un título de Monitor Homologado y uno que no lo esté.

Además, también explicaremos por qué, siempre que tengamos la opción, debemos apostar por formaciones homologadas.

¿Qué significa que una formación está homologada? ¿Cuál es la diferencia entre un título de Monitor Homologado y uno que no?

Para entender qué supone conseguir el título de una formación homologada, lo primero es entender la diferencia entre la homologación de un título y la legalización de un título.

Todos los países cuentan con entidades y administraciones con capacidad para acreditar todos los títulos que se expeditan dentro de sus fronteras. Es decir, ellos clasifican como homologado o legalizado cada título.

En España, es el Ministerio de Educación (o la Consejería de Educación de cada Comunidad Autónoma, si procede) el organismo encargado de homologar las formaciones. 

De manera que cualquier título que corresponda a la formación oficial, es decir, el de tu colegio, instituto o universidad, públicos o privados, entran en la categoría de formaciones homologadas.

Con las formaciones no oficiales ocurre de manera diferente. Lo importante es que ese Ministerio o esa Consejería acrediten que el título que ahora tienes ha sido tramitado por una autoridad que pueda hacerlo. A eso lo llamamos la legalización de un título.

Un grupo de niños y niñas en un campamento

Si, pero con los títulos de Monitor de Ocio y Tiempo Libre, qué pasa…

Pasa que, por una parte, no es una formación oficial. Así que cuando hablamos de Curso de Monitor de Ocio y Tiempo Libre Homologado, hablamos más bien de legalizado.

También, y como en todos los ámbitos, ocurre que hay entidades que tienen autorización para tramitar estos títulos y otras que no.

Por lo que, cuando de este ámbito se trate, lo fundamental es saber si la empresa que realiza la formación es una Escuela Reconocida por la autoridad debida. En el caso de Andalucía, tendremos que observar si es o no una Escuela Reconocida por el Instituto Andaluz de la Juventud de la Junta de Andalucía. Ya que esta es la entidad que da poder para legalizar estos títulos dentro de nuestra Comunidad Autónoma.  

Con este tipo de acreditación, podrás demostrar que estás preparado para trabajar como monitor con jóvenes o niños.

¿Y si no tengo un título homologado?

Bueno, ¡no te preocupes! Esto no quiere decir que no vayas a encontrar trabajo como Monitor de Ocio y Tiempo Libre.

Pero te animamos a hacer este ejercicio: imagina que un día encuentras, mientras estas con el móvil tumbado o tumbada en tu casa, la oferta de trabajo de tus sueños. Buen sueldo, buen horario, con unas condiciones que te gustan… En este caso, y en todos, los requisitos para ser contratado los pone la empresa que contrata. Piénsalo, ¿no sería mejor tener las menos limitaciones posibles?

Hay muchas ofertas dentro del mundo de Ocio y el Tiempo Libre que no van a exigir que tengas un título emitido por una Escuela Reconocida. Pero habrá muchas otras que sí lo exijan.

Nuestro consejo es que, para ir sobre seguro, elijas la formación que más posibilidades te ofrece, y esa es, sin duda, la de Monitor de Ocio y Tiempo Libre Legalizado (o como lo decimos coloquialmente, homologado).