¿Cómo tiene que ser un Monitor de Ocio y Tiempo Libre?

Como todos sabéis (y si no lo sabéis ya estamos aquí nosotros para explicarlo), el trabajo como Monitor de Ocio y Tiempo Libre requiere de una serie de cualidades muy particulares. Así que, ¿cómo tiene que ser un buen Monitor de Ocio y Tiempo Libre? Pues una persona que cumpla con todas estas necesidades de la profesión.

Normalmente, cuando las personas se deciden a formarse para ser Monitores, lo hacen porque disfrutan trabajando con niños y jóvenes. Sin embargo, es necesario que entendamos que se necesitan más aptitudes que solo el querer trabajar con otras personas. O el mítico “me gustan los niños”.

En esta profesión es muy habitual trabajar varios días seguidos y sin descanso. ¿Quién no recuerda ese monitor de campamento que estuvo con nosotros de pequeños una semana entera? Y si no te acuerdas, quizás tú mismo fuiste, en algún momento, ese monitor que trabajó una semana seguida. En cuyo caso sabes muy bien de lo que hablamos.

Y, además del plus de nocturnidad, también es cierto que hay picos de actividad en el sector que coinciden con las vacaciones. Así que es muy probable que no descanses cuando los tuyos si lo hagan.

Por no olvidarnos del hecho de que trabajar con niños, jóvenes o incluso con personas con necesidades especiales, requiere de una responsabilidad, empatía, sensibilidad y preparación especiales.

Aun así, hablamos de una de las profesiones más bonitas y satisfactorias que conocemos.

Así que, vamos al lío. 

¿Cómo tiene que ser un buen monitor de Ocio y Tiempo Libre?

No existe el monitor perfecto, pero como en todo, la diferencia puedes marcarla con tu actitud. Es decir, las ganas que le pongas. El Monitor de Ocio y Tiempo libre tiene que saber enfocarse en su labor educativa. Aunque también debe ser una persona creativa, dinámica, positiva y enérgica, empática, resolutiva, comunicativa, asertiva y tener dotes para la improvisación y la organización.

Según autores como E. Ander-Egg, el buen Monitor de Ocio y Tiempo Libre:

Pero ni tú tienes que asustarte, ni nosotros vamos a ponernos muy técnicos. Traducimos. Realmente, basta con que hablemos de las habilidades sociales y de comunicación y las habilidades para la dinamización.

Grupo de niños y niñas saltando

Habilidades sociales y de comunicación del Monitor de Ocio y Tiempo Libre

El monitor debe ser capaz de entender e interpretar las dinámicas y necesidades internas del grupo, y desde su rol como docente aportar las mejores soluciones para cada circunstancia. Para eso, debe:

Habilidades para la dinamización

Respecto a las habilidades para la dinamización, todas nos conducen hacia la creatividad y la improvisación. El Monitor de Ocio y Tiempo Libre debe ser un poco todoterreno. Para lo que es muy importante:

Bonus Track

Pero no te olvides de que, además de un animador, también eres (o serás) un educador. Y en este sentido, se debe prestar atención también al alumno, a su formación y a su desarrollo. Y darle a este las herramientas para su crecimiento dentro de la sociedad.